Vover

Índice

 

PRÓLOGO

El presente trabajo pretende ser una contribución al mejor conocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en tanto que espacio geográfico y realidad humana, económica y política impuesta por su propia historia y por la Historia misma y forjada en un proceso marcado por el choque entre dos corrientes: la voluntad-secular e inmutable del pueblo saharaui a ser libre, independiente y soberano, por un lado, y las distintas intentonas de dominación – temporales – extranjeras, (portuguesas, francesas, españolas, marroquíes…) que se han turnado sobre el país.

Poner de relieve las premisas objetivas y subjetivas que conceden a la RASD su categoría de Nación y Estado es nuestro propósito. Dar a conocer brevemente las realizaciones logradas por su pueblo y su Gobierno desde su proclamación así como el carácter irreversible de esta opción nacional, que es la RASD, en su integridad territorial, su originalidad cultural, social y política, sus enormes logros diplomáticos y la plaza a la que aspira en el concierto de los países que constituyen la Comunidad Internacional.

Por ello, estos capítulos tratan las vertientes principales de la lucha de liberación y edificación nacional en que está empeñada actualmente la RASD. Pues, al mismo tiempo que una guerra feroz persiste entre el Ejército de Liberación Popular Saharaui (E.L.P.S.), y las tropas marroquíes de ocupación, una sociedad dinámica se consolida en todos los dominios (Enseñanza, Economía, Sanidad, Cultura, Administración, …) en el crisol de un Estado con estructuras modernas y eficaces. El pueblo saharaui produce sus riquezas materiales y espirituales, construye su presente y traza con claridad su porvenir sean cuales fueren las eventualidades.

En las páginas siguientes se explica sucintamente el Estado saharaui, su organización, el carácter democrático del sistema escogido y las orientaciones sociales.

Como todo esbozo de las adquisiciones nacionales de un país que se libera, éste encierra un trasfondo, una segunda intención: desmentir una vez más la tesis colonialista de la incapacidad de los pueblos a asumir los desafíos de edificar su propio país, pretexto profusamente difundido por las fuerzas que actualmente participan en la empresa agresora marroquí       contra la RASD para justificar sus alevosos designios cuando las razones legales, jurídicas e históricas les han sido adversas.

Delegación Saharaui en España - Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies