Mariam Hasan: Voz irrepetible, pérdida irreparable.

La Delegación Saharaui para España recibió con profundo pesar la irreparable pérdida de la hermana Mariam Hasan, acaecida el día de ayer.

Mariam Hasan es una mártir en la cadena de quienes van sellando con su fe, acción y su sangre el sendero de la lucha victoriosa del pueblo saharaui. Es el cirio que ilumina el camino de este pueblo en el arduo combate por la libertad. Y así será hasta la victoria final.

Mariam luchó con las armaduras de la paz. Luchó con su voz y nunca dudó de la justeza de su causa, ni concedió el mínimo atisbo a la flaqueza o a la derrota. Desde su más temprana mocedad- allá por los años setenta, en la ciudad de Smara- enarboló el estandarte de la lucha y siguió hasta ayer mismo blandiendo su más hermosa arma: su voz.

El pueblo saharaui llevara su dolor por dentro y no llorara porque Mariam no quiere que la lloremos, Mariam desea que cantemos a la patria, a la tierra, a la lucha, a los mártires y a la victoria. Mariam quiere que nuestro canto sea una espina en la garganta de los enemigos de la paz, la justicia y la libertad de nuestro pueblo. Que el Aaiún arde por la libertad bajo los pies de los invasores y que nuestros deseos sean de gloria y dignidad.

Mariam nos ha legado grandeza, coraje, abnegación, humildad, entrega e ímpetu para continuar en la lucha.

Su pueblo seguirá su ejemplo para que el estandarte que empuñó y por el cual lucho y murió no caiga, se mantenga alto de generación en generación hasta ser izado en los cielos libres del Sahara Occidental.

Mariam Hasan no desaparecerá de los corazones ni de la memoria de su pueblo porque no ha muerto, sucede que se revivirá.

Descansa hermana seguiremos tu pasos y tu ejemplo.

Gloria eterna a los mártires.

Madrid, 23de agosto 2015

Delegación Saharaui en España - Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies