IX Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas sobre el Sáhara Occidental.

Fuente: Poemario por un Sahara Libre

Jornada del sábado 9 de mayo

Conferencia “Sahara Occidental en el contexto africano”.

La conferencia tuvo como moderadora a Alicia Campos Serrano, Profesora Titular de Antropología Social y Pensamiento Filosófico Español de la UAM y en ella participaron Mohammed Hanache, Embajador argelino en España y Sidi Mohamed Omar, Delegado del Ministerio de Exterior Saharaui.

Mohammed Hanache, Embajador argelino en España. El Embajador insistió en que el Sáhara Occidental es el único estado de la Unión Africana pendiente de descolonizar -sigue encabezando el listado redactado por Naciones Unidas. Sin embargo, habría que confiar en el pueblo saharaui y en sus claras expectativas con respecto al futuro (inmediato y no tan inmediato). Incidió en que el pueblo saharaui es el dueño de su destino y sabe perfectamente cómo perseguir sus objetivos y conseguir los logros planificados desde hace más de cuarenta años. Además, el saharaui “es un pueblo que tiene respeto a la democracia, al pluralismo y a los derechos humanos”. A la vez, “no hay que olvidar el vínculo cultural, lingüístico y solidario” con España.

En cuanto a la relación entre el Sáhara y África, se daría per se, de forma totalmente natural. África es la cuna de los saharauis. Con África, los saharauis comparten la necesidad de la aplicación del derecho a la autodeterminación. Otro punto en común es la lucha: toda África ha luchado durante décadas para obtener su liberación. “Comparados con la historia de un pueblo, cuarenta años de lucha y resistencia no son nada”, afirmó el embajador. Hay que destacar también que el Sáhara se sitúa en la línea de unión entre el mundo árabe y el africano, es un punto de anclaje, un punto de mirada y un puente entre los africanos y los pueblos de otros continentes.

Con respecto a los movimientos solidarios, el apoyo de los demás países africanos a la causa saharaui se daría de forma muy natural: la sociedad civil árabe tiene un movimiento de simpatía y empatía con el pueblo saharaui, incluso entre cierto sector de la sociedad civil marroquí. Eso es sin duda un elemento prometedor.

Desde hace años el movimiento de solidaridad con los pueblos africanos y el Sáhara no deja de incrementarse, a pesar de los intentos de generar brechas en esta relación. África tiene un papel muy importante en ello. Argelia sabe lo que es sufrir la colonización, por eso demuestra una sensibilidad muy especial con el pueblo saharaui. El estado argelino moderno se ha construido a partir del derecho a la autodeterminación.

Por otra parte, los marroquíes saben muy bien que se encuentran frente a una nación y el día que los saharauis ejerzan el derecho a la autodeterminación organizarán su estado sin ningún problema.

A nivel multilateral la adhesión de la RASD a la Organización para la Unidad Africana fue muy sencilla, lo mismo que cuando se creó la Unión Africana, donde la RASD entró como miembro fundador sin el menor problema. Marruecos se retiró de la UA por no poder convencer a los demás países miembros de su ocupación al territorio de la RASD.

Esta movilización de los países africanos también se ha llevado a cabo a nivel individual. Los países africanos reiteran el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y que la solución debe llegar a través de la puesta en marcha de un proceso político sobre el derecho a la autodeterminación. Esta postura ha sido constante a nivel global, excepto algunos países, pocos, que sí están al lado de Marruecos.

La situación con respecto a un futuro cercano no está a favor de Marruecos y de la ocupación. El hecho nacional saharaui es una realidad política, los saharauis constituyen una nación pendiente de su autodeterminación. A nivel del Consejo de Seguridad sí hay un estancamiento. Hay que seguir trabajando para reactivar el proceso, teniendo en cuenta esa necesidad histórica. Hay un principio no negociable que es el de la autodeterminación del Sahara Occidental, concluyó el Embajador.

Sidi Mohamed Omar, Delegado del Ministerio de Exteriores Saharaui, realizó una detallada exposición sobre la posición de la organización continental africana con respecto al Sahara, ya que “el compromiso africano con el Sahara es largo y multifacético”.

La Carta de la Organización para la Unidad Africana, de mayo de 1973, aprobada por los treinta estados independizados entonces, señaló “la promoción de la solidaridad entre los estados africanos y la erradicación del colonialismo”. Marruecos era país fundador pero no asistió a la cumbre; en aquellos momentos pretendía Mauritania y ya reivindicaba lo que ellos reivindicaban como sus “fronteras históricas”. En ese momento se establecieron las fronteras heredadas del colonialismo como punto de partida. Los estados miembros se comprometieron a aceptar las fronteras existentes. Sólo Marruecos y Somalia se abstuvieron en este punto. Coincidió con la inclusión del Sahara en la lista de territorios no autónomos. La OUA se ocupó del Sahara como país africano bajo ocupación extranjera.

En relación a la posición de la organización africana con respecto al tema del Sahara, se han vivido tres etapas:

– Periodo de 1973 a 1982.

Se inició reiterando la posición de apoyo a la autodeterminación del Sahara y el fin del colonialismo español. Marruecos votó en 1972 en Rabat a favor del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia. Se instaba a España a que descolonizara el territorio.

Tras la ocupación marroquí en 1975 la OUA aprobó la convocatoria de una cumbre extraordinaria sobre el tema del Sahara, en Sudán en julio de 1978. Se aprobó una resolución sobre la cuestión del Sahara Occidental y se estableció un comité ad hoc compuesto por cinco jefes de gobierno de la región. Exhortó a todos los estados de la región a que se comprometieran en la búsqueda de una solución.

Para detener los avances militares saharauis y diplomáticos Hassan II observó la posibilidad de celebrar el referéndum, en 1981; la OUA lo vio entonces con satisfacción. A pesar del compromiso marroquí enseguida quedó patente que Marruecos sólo trataba de ganar tiempo.

La OUA en febrero de 1982 decidió a asumir la entrada de la RASD en la organización regional como miembro de pleno derecho. Marruecos se retiró como respuesta, a día de hoy sigue sin ser miembro.

– Segunda etapa de 1982 al 2002.

Se aprobó una nueva resolución para instar a las partes a celebrar negociaciones directas para la celebración del referéndum. En diciembre de 1985 se aprobó una resolución en nombre de los estados africanos que invitó a la ONU a tomar medidas para que las partes negociaran las condiciones de un alto el fuego. Se preparó un plan de arreglo firmado por las dos partes que llevarían más tarde al alto el fuego en 1991.

– Tercera fase: Creación de la Unión Africana en julio de 2002

La RASD participó como país fundador. Se proclamó el respeto a las fronteras coloniales heredadas y la prohibición del uso de la fuerza contra un país miembro. Marruecos sigue fuera de la organización. Se estableció un plan de acción sobre el Sahara para ayudar a la celebración del referéndum. Entre otras medidas está el nombramiento de Joaquim Chissano, ex presidente de Mozambique, como enviado especial de la Unión Africana para el Sahara Occidental en 2014. En marzo de 2015 se reafirmó la participación de la UA en la búsqueda de una solución para alcanzar la autodeterminación del pueblo saharaui. La organización africana continúa con la implicación y la búsqueda en una solución.

Marruecos se opone a esta implicación de la organización africana, dice que es algo “tóxico”. Hay que recordar que Marruecos aceptó en 1988 las propuestas de la OUA para que se celebrara el referéndum. La OUA y la UA son asociados plenos de la ONU en la redacción del plan de arreglo, y es un órgano regional plenamente reconocido. La cooperación de la UA y la ONU gira en torno a una serie de condiciones estratégicas relativas a la paz y la seguridad en el continente, la oposición marroquí no es más que una postura interesada y política. “La ONU ha estado trabajando desde los inicios con la OUA y la UA en la cuestión saharaui, hay un compromiso decidido de la UA con el fin del colonialismo en África y para la organización africana el Sahara es aún una cuestión pendiente para el fin del colonialismo en África”, concluyó el diplomático saharaui.

 

Mesa Redonda “La violación de derechos humanos en el Sahara Occidental”

Mesa moderada por José Taboada (CEAS), quien afirmó que “la mayor violación de los derechos humanos es la ocupación de un territorio y la conculcación de sus derechos civiles, económicos y culturales”.

José Antonio Gimbernat, Presidente de la Asociación de Derechos Humanos de España. Recordó que según la ONU el Sahara está pendiente de descolonización, mantener territorios ajenos colonizados es una situación inaceptable que debe ser condenada. “¿Por qué entonces el tema del Sahara lleva 40 años sin resolverse?”, se preguntó. Los que colonizan por la fuerza no están dispuestos a que se cumpla el derecho internacional y tienen la connivencia de otras potencias. “Naciones Unidas está haciendo dejación de sus funciones en este caso, en una ocupación apoyada ilegítimamente por la violencia”, afirmó. En palabras de Gimbernat, desde el punto de vista del derecho internacional el pueblo saharaui tiene toda la razón para reclamar su independencia pero la potencia colonizadora no tiene la intención de retirarse. El problema saharaui es no tener mayoría de apoyo en el Consejo de Seguridad. Es un impase que lleva cuarenta años sin solucionarse. El problema reside en que “en el Consejo de Seguridad no hay mayoría suficiente porque sus miembros permanentes no funcionan en pos de la aplicación del derecho internacional si no por la real politik, apoyo a aliados, relaciones e intereses”, explicó.

Se ha inventado un proceso “un tanto perverso”, en palabras del ponente, porque el mecanismo es que las dos partes se pongan de acuerdo. Esto nunca puede ser una solución. Es un procedimiento para que el conflicto no se solucione.

Se busca la “solución de Marruecos”, aunque no se reconoce abiertamente, que el Sahara pase a ser una autonomía. Al pueblo saharaui se le quiere forzar a ello. Además es imposible que en una dictadura se pueda ofrecer una autonomía a un pueblo.

Existe además un antiguo implicado, el Estado español, que también se desentiende del tema, apostando por que las dos partes se pongan de acuerdo. El estado español sigue siendo potencia administradora del territorio, situación que cedió ilegalmente en los Acuerdos Tripartitos de Madrid. La obligación como potencia administradora es la convocatoria de un referéndum de autodeterminación.

Sidi Mohamed Omar, Delegado del Ministerio de Asuntos Exteriores saharaui, enfocó su intervención sobre las consecuencias de la ocupación y el muro de la vergüenza en el Sahara. Recordó que se han cometido numerosas violaciones de derechos humanos desde la ocupación en 1975, consecuencias de la imposibilidad del ejercicio del derecho a la autodeterminación. En palabras de Sidi Mohamed Omar, “La MINURSO es la única misión de paz de la ONU que no dispone de mandato para vigilar los derechos humanos. En abril de 2013 EEUU presentó una propuesta en este sentido, que no prosperó por presiones de EEUU y Francia”.

El muro se comenzó a construir ante los avances en la guerra del ejército saharaui. Se construyó progresivamente en seis fases que iban aumentando el territorio ocupado, entre los años 1980 y 86. Se trata del mayor obstáculo militar operativo en el mundo de hoy en día. La ocupación no confiere soberanía sobre territorio ocupado y no supone permanencia. Explicó el diplomático saharaui.

Posteriormente se centró en las consecuencias jurídicas de la construcción del muro. Su  construcción es contraria al derecho internacional. Ha causado la destrucción y confiscación de muchas propiedades y a disponer de ellos. Añadió que hay además una serie de consecuencias adversas culturales, económicas y sociales. Ha dividido a las familias saharauis entre los dos territorios. Hay  sembradas más de siete millones de minas en todo el territorio, sobre todo a lo largo del mundo, que las ha convertido en tierras inhabitables, restricciones a la libre circulación de personas y ganado. Profundas alteraciones en la tierra, más vulnerable a la erosión y se ha desertificado el territorio. En definitiva, el muro de la vergüenza “pone en peligro el modo de subsistencia de los saharauis”.

Se ejerce bloqueo y presión sobre los territorios ocupados, agravando la sensación de aislamiento y desprotección entre los ciudadanos saharauis. “El muro encierra cerca de dos tercios del territorio saharaui, interfiere en nuestra soberanía territorial lo que supone un grave obstáculo para que el pueblo saharaui ejerza su derecho a la autodeterminación”, concluyó el diplomático saharaui.

Hassanna Aalia, activista saharaui, realizó una completa exposición sobre la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental. El gobierno marroquí de ocupación quiere acabar con los saharauis y con su cultura. Actualmente hay más de 500 ciudadanos saharaui desaparecidos. En los últimos diez años se han estimado 19 desaparecidos.

Casos de largas penas de cárcel, como Sidi Mohamed Daddach, encarcelado durante 25 años, gran parte de ellos como condenado a pena de muerte. Detenciones en centros de detención secreta, permaneciendo desaparecidos incluso durante años. En mayo de 2005 comenzó la Intifada pacífica en los territorios ocupados. Durante estos años se han asesinado a catorce ciudadanos saharauis, como el niño Nayim el Garhi asesinado durante el campamento de Gdeim Izik: Babi Hamdai, con nacionalidad española, o el joven Said Dambar, entre otros.

Frente a todo esto se sufre el bloqueo informativo de la zona, y el bloqueo de las misiones de observadores.  Día a día se sufre tortura contra la población civil saharaui. El maltrato ocurre desde la escuela, ya que los estudiantes también son motor de la lucha pacífica. Marruecos quiere acabar con la juventud saharaui en las zonas ocupadas.

También se ejerce la prohibición contra las organizaciones saharauis de derechos humanos, que no son legalizadas por Marruecos. No hay derecho a reunión ni a asociación.

Actualmente hay cerca de 70 presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, en condiciones de hacinamiento, maltrato, tortura, falta de asistencia médica e incluso se han dado casos de presos políticos saharauis muertos dentro de la cárcel.  Hassanna Aalia finalizó su intervención agradeciendo la campaña que se ha llevado a cabo en el estado español sobre el caso de su denegación de asilo por parte del gobierno español.

 

La Clausura de las Jornadas estuvo a cargo de Margarita Alfaro, Vicerrectora de Cooperación y Extensión Universitaria de la UAM  y Bucharaya Beyún,  Representante del Frente Polisario en España.

Bucharaya Beyún agradeció la celebración de las jornadas durante nueve años. Este año hará cuarenta de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, ilegales. España sigue siendo potencia administradora y responsable en gran parte de lo sucedido. “Los saharauis le seguiremos recordando constantemente su responsabilidad”. Es muy importante el hecho de que España esté actualmente en el Congreso de Seguridad, es la “oportunidad de que España tenga un papel más activo y oportunidad para resolver esta asignatura pendiente de la democracia”.

Jornada viernes 8 de mayo

Mesa Redonda “Los partidos políticos y el Sahara Occidental”

En la mesa, moderada por la periodista Montserrat Boix, participaron representantes de los principales partidos españoles, excepto el PP que se disculpó diciendo “que estaban muy ocupados con la campaña electoral”, y Ciudadanos que no respondieron a la invitación.

Comenzó la intervención en la mesa Joan Josep Nuet, diputado por IU, coordinador del Intergrupo Parlamentario de Amistad con el Sahara Occidental. “2015 era un año muy importante porque se esperaba mucho de la resolución del Consejo de Seguridad, esperábamos mucho, tal vez demasiado. El conflicto se encuentra en este momento en una encrucijada”, explicó el diputado de IU. Explicó que desde el Intergrupo se ha enviado una declaración consensuada al Ministro español de Exteriores para que la tuviera en cuenta de cara a la intervención española en el Consejo de Seguridad. Además se ha pedido una reunión con el Ministro que aún no se ha producido. “Esta declaración queremos que sea también una referencia para parlamentos autonómicos, ayuntamientos, movimiento solidario y que se convierta en una referencia importante”. En palabras de Nuet “el que el Sahara no haya podido cumplir su derecho a la autodeterminación ha creado un conflicto en una región que precisamente necesita cerrar conflictos, solucionar este conflicto daría estabilidad a la región”.

Según el diputado de IU “España debe asumir un papel de liderazgo en la búsqueda de una solución por sus compromisos y sus responsabilidades históricas. Criticamos al gobierno español por su posición dentro del Consejo de Seguridad”. Nuet afirmó que el estado español tiene un importante papel para garantizar el respeto a los derechos civiles y humanos de los saharauis, velar por los derechos de los saharauis sobre sus recursos naturales. También denunció que el gobierno español apoya una postura favorable a los intereses marroquíes. Como medidas a tomar Nuet enunció que debe imponerse una política de supervisión y denuncia, con un compromiso de libre entrada de observadores internacionales y medios de comunicación sin restricciones, además de garantizar las condiciones de vida de los campamentos, aunque actualmente el gobierno español ha reducido enormemente las ayudas.

Por parte del PSOE intervino Federico Buyolo, Diputado en el Congreso y Secretario de movilización y dinamización del PSPV-PSOE. Comenzó afirmando que la situación en la región es “dura, tremendamente difícil, por el narcotráfico, mafias y estados fallidos”, lo que es un caldo de cultivo para que los jóvenes se cansen de la resistencia pacífica, lo que puede terminar llevando a la violencia y la lucha armada. “Estamos exigiendo paciencia a quienes han visto coartados sus derechos. Hay que encontrar soluciones ya”. Buyolo continuó diciendo que su aportación desde el Intergrupo parte de “seguir haciendo propuestas como la ampliación de la ayuda humanitaria en los campamentos”. Concluyó reafirmando “el compromiso del PSOE, claro y contundente, de seguir apoyando el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación”.

Por parte de UPyD intervino Gabriel López, que es Diputado en la Asamblea de Madrid por esta formación. Es miembro del Intergrupo Parlamentario “Paz y Libertad para el Sáhara Occidental” en el Parlamento de Madrid. Explicó que se está trabajando de forma conjunta a partir del documento presentado por Nuet. El parlamentario autonómico recordó que su formación ha hecho preguntas por la denegación de asilo político al defensor saharaui de derechos humanos Hassanna Aalia y por la falta de reconocimiento del derecho a pensión de los trabajadores saharauis en la época colonial. López hizo una reflexión sobre por qué los partidos cuando están en la oposición apoyan el Sahara sin fisuras y al llegar al gobierno todo cambia. Expresó su deseo de que al entrar nuevos partidos políticos esta situación empiece a cambiar.

Para finalizar las intervenciones tomó la palabra el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, que comenzó lanzando una provocativa reflexión “no confiemos en nadie que esté en una mesa con un micro, ni en los programas electorales, sólo en un pueblo que exige que se cumplan los programas”. En el tema del Sahara hay, según Urbán, un consenso generalizado, “la mayoría de los pueblos del estado español desea una solución en el tema del Sahara”. Sin embargo “los diferentes gobiernos se rigen por sus intereses, nunca han cumplido sus compromisos al respecto. El pueblo debe exigir que se cumpla lo que se promete”, afirmó. “Tener la legalidad de tu lado no basta para que la justicia se cumpla”. Según el eurodiputado, hay que insistir en la responsabilidad de España en este conflicto, el tema del Sahara es “una consecuencia de una transición que fue de todo menos modélica”. Urbán señaló que “los saharauis necesitan una tierra donde ejercer sus derechos”. En palabras del europarlamentario de Podemos “llegar al conflicto armado sería una derrota total de la comunidad internacional”. “A los hermanos, y los saharauis lo son, no se les abandona”, afirmó. Como propuestas de Podemos en relación al tema del Sahara, Urbán pidió el fin del bloqueo marroquí para la entrada de observadores internacionales al territorio; el cese de las violaciones de derechos humanos, libertad de los presos políticos saharauis, concesión de la nacionalidad española a los saharauis como medida transitoria mientras se celebra el referéndum. “Los saharauis tienen la razón, es una cuestión de legalidad pero también de dignidad; hasta que no cerremos el tema del Sahara no se cerrará la malograda Transición”, concluyó Miguel Urbán.

Durante el turno de preguntas se reprochó a los partidos de la mesa que con respecto al tema del Sahara se dice una cosa en la oposición y se hace otra en el gobierno, aunque como matizó uno de los intervinientes, el PSOE hace lo mismo estando en la oposición y en el gobierno, es decir apoyar a Marruecos, recordando la reciente participación del expresidente Zapatero en un foro marroquí en la ciudad saharaui ocupada de Dajla. Se recordó al representante de UPyD la abstención de su partido en la votación sobre el Acuerdo de Pesca en el Parlamento Europeo, incluyendo aguas saharauis y al representante de Podemos la inclusión del Sahara dentro de Marruecos en un mapa que aparecía en la web de su formación. El representante de UPyD explicó que el eurodiputado que se abstuvo, Sosa Wagner, ya no está en la formación magenta por sus discrepancias con el partido. Por su parte Urbán, de Podemos, afirmó que el mapa erróneo fue retirado, entre otra cosas gracias a las protestas del movimiento solidario.

Mesa Redonda “Las Universidades y la Cooperación en el Sahara Occidental”

Brahim Mojtar, Ministro de Cooperación de la RASD

En su intervención, el Ministro de Cooperación de la RASD se propuso contestar a algunas preguntas que atañen a la gestión de la ayuda humanitaria por parte de la Comunidad Internacional, de la Unión Europea, de algunos de los estados del continente africano y de Estados Unidos. Esta ayuda se repartiría tanto de forma directa como a través de ONGs activas en los campamentos de refugiados saharauis, en Tinduf. Con respecto a la ayuda procedente de la UE, vinculada a un presupuesto fijo, esta ha sufrido los recortes que la actual crisis económica conlleva. Por otra parte, Naciones Unidas desarrollan su “labor humanitaria” a través de agencias internacionales y ONGs.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados, el problema principal sigue siendo la reducción de la ayuda humanitaria de un 60% en comparación con el año 2010. Dicha reducción ha afectado negativamente tanto al sector de la salud como al de la educación. En concreto, la disminución de la canasta básica ha supuesto el aumento del porcentaje de mujeres embarazadas y niños anémicos: 64% y 38%, respectivamente. En cuanto al sector de la educación, en los últimos cuatro años ninguna rehabilitación de los centros de adobe ha sido realizada lo que ha incidido en el aumento del absentismo escolar.

Además, la ruptura del paquete básico implicaría la imposibilidad de suministrar ayuda humanitaria a partir del 1 de julio de 2015, hecho que quedaría reflejado por el Programa Mundial de Alimentación. La hambruna, junto con la parálisis del proceso de paz, sería una de las causas de la preocupante frustración de los jóvenes saharauis en los campamentos de refugiados. De ahí que el ministro Brahim Mojtar considera imprescindible hacer un llamamiento a la Comunidad Internacional para que se implique en la solución del problema de la dependencia de la ayuda humanitaria. En cuanto a las perspectivas futuras, el ministro mostró cierta desconfianza al respecto, pues la ayuda humanitaria podría llegar a utilizarse como herramienta política para tener en jaque al pueblo saharaui.

Para el Rector de la Universidad de Tifariti, Jatari Hamudi, “la universidad es una puerta abierta a la cooperación con nuestro pueblo”. Recordó que la de Tifariti es una “universidad incipiente creada en diciembre de 2012, en circunstancias muy difíciles, en el refugio, fruto del sistema educativo saharaui a lo largo de cuarenta años”. El rector recordó que la RASD desde 1975 hasta ahora ha dado una enorme importancia a la educación, que ha sido “la mejor inversión que se ha hecho en estos años”. Los saharauis cuentan con miles de licenciados en diferentes especialidades. Por eso ahora se ha asumido el reto de “comenzar a trabajar con la educación superior, algo nada fácil desde los campamentos. Partimos con la misma voluntad con la que comenzamos nuestras primeras clases en el refugio”, afirmó Hamudi. En el marco de cooperación se han establecido varias relaciones muy importantes. El rector explicó que se han firmado dieciocho convenios de cooperación, cuatro con universidades latinoamericanas. Son todos convenios marco, excepto dos que son específicos, uno de ellos es con la universidad de Jaén, en la que se están formando estudiantes de enfermería. El deseo del Ministerio de Educación saharaui es que estos convenios marco vayan pasando a ser convenios específicos para poder desarrollar mejor los trabajos, también se quiere construir una plataforma de cooperación con las diferentes universidades con las que hay convenios. “La difusión y la sensibilización en las universidades son fundamentales, para concienciar entre personas cultas, preparadas y de conciencia, más solidarios con el pueblo saharaui”, afirmó el rector.

Se cuentan con varias escuelas que son las primeras piezas de la Universidad de Tifariti, como el instituto pedagógico, la escuela de enfermería o la escuela de Periodismo. Hamudi explicó que en algún caso, como en la escuela de enfermería, la formación se realiza exclusivamente en español. Estas escuelas son núcleo de las facultades que se creen en un futuro. En palabras del rector “Queremos reforzar el equipamiento y las infraestructuras de estos institutos en medios didácticos, libros. También muy importante incentivos para los profesores y alumnos, mejorar la motivación para que los alumnos sigan los estudios y los profesores sigan dando clases. Solicitamos incentivos como máster, becas, postgrado”.

El rector Hamudi considera que “la educación online es muy importante para la Universidad de Tifariti. Hay un importante convenio con la Universidad de La Plata, Argentina, donde existe la primera Cátedra Libre sobre el Sahara Occidental. Esa experiencia se debe traducir con más universidades”. Sin embargo, según el rector, hay un problema en cuanto a la educación online, ya que no disponen de aulas bien equipadas y la conexión es débil, sin embargo los saharauis “apostamos por la educación a distancia que debe ser una piedra angular”.

También explicó que se están ampliando las relaciones con universidades latinoamericanas, como las de Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile. El recto acaba de llegar de una importante gira por varios de estos países el pasado mes de abril. Para finalizar el rector quiso destacar la importante conferencia que se va a celebrar en Nigeria sobre la descolonización del Sahara Occidental. “Con la solidaridad de los amigos vamos avanzando y algún día llegaremos a ocupar como universidad nuestro lugar para formar a generaciones saharauis que sigan avanzando”.

A continuación tomó la palabra la Ex Decana de la Facultad de Educación y Formación del Profesorado de la UAM, Rosalía Aranda, responsable de un proyecto de educación en los campamentos de refugiados saharauis. La UAM lleva trabajando en el Sahara desde 2007. Hay dos necesidades básicas para formación en los campamentos, salud y educación, y se demanda con urgencia la formación de profesores, sobre todo a partir de que los países que siempre han colaborado en la educación con los saharauis dejaran de hacerlo.

En este campo ha habido proyectos financiados por la Comunidad Autónoma de Madrid. También la AECI está colaborando en la actualidad con otro proyecto que se desarrolla entre 2014 y 2016, con profesores de varias universidades públicas madrileñas.

En la primera fase se formaron a profesores de primaria para que dieran clase en educación secundaria. Actualmente hay una segunda fase para formar a cien profesores de primaria, basándose en formación pedagógica. El curso se diseña en seis módulos, dando especial importancia a la lengua española. Tiene como objetivo, formar al profesorado en la docencia y reforzar conocimientos, además de incluir a alumnos con discapacidad.

Se decidió impartir enseñanza online, ya que los profesores para poder hacer los cursos tenían problemas de desplazamiento, y se tenía que poner sustitutos para los que asistían. Se ha hecho un refuerzo del idioma español, y seguimiento de lo aprendido y reforzarlo. Se necesitaba que los alumnos tuvieran un material personal para reforzar el online.

Se han conseguido los resultados esperados. Los profesores del primer curso ejercen de profesores de secundaria y también como inspectores y coordinadores. El Ministerio de Educación saharaui ha pedido nuevos cursos de matemáticas, sociales y física. Se ha hecho el proyecto según la demanda y necesidades de los saharauis y se ha dado especial importancia a la continuidad en la acción para reforzar y mejorar la colaboración.

A continuación intervino el doctor José Manuel Solla, por parte de Alianza Sahara Salud, quien comenzó recordando que la Autónoma es una universidad comprometida con la causa saharaui. “Es una canallada estar 40 años esperando a estar subvencionados constantemente”, afirmó Solla. Participación en la creación de Alianza Sahara Salud. El doctor explicó que imparten docencia postgrado a los médicos que se licencian, se pretende formar, hacer acciones sistémicas de bajo coste y de alto impacto. Alianza Sahara Salud apuesta por trabajar con recursos locales saharauis. En 2010 había cinco médicos saharauis en los campamentos. Se instauró un programa informático de registro, para establecer un parámetro de mortalidad evitable. En palabras del doctor Solla, “Nosotros somos fuertes en ecografía, que es una tecnología barata y sencilla que sólo requiere formación. Trabajamos con jóvenes saharauis que sabían interpretar la imagen del ecógrafo pero no hacer diagnóstico. También se ha trabajado con matronas y se ha insistido en su formación, de cara a evitar mortalidad en los partos y embarazos”.

Actualmente están retornando algunos médicos a los campamentos, es difícil fijar a un médico sin incentivos, ahora hay algo más de 20. También se está formando en urgencias, pediatría y cardiología. “Es fundamental tener una acción articulada. Hay que potenciar, formar y reforzar los medios locales”, concluyó.

Posteriormente intervino el médico David Chaparro, también integrante de Alianza Sahara Salud, quien habló sobre los objetivos, necesidades básicas, el trabajo desde el ámbito local, valoración de las actividades realizadas. Alianza Sahara Salud se adapta a las necesidades y recursos del pueblo saharaui. “Desde España se aportan los aparatos que se necesitan pero sobre todo se da una respuesta humana para capacitar a la población”, explicó Chaparro. En este caso hace falta un trabajo de continuidad asistencial y una formación adecuada para el personal que hay allí y dar respuesta a las necesidades clínicas del pueblo saharaui. Según el ponente, se ha trabajado en la formación de la enfermería local, ya que el número de doctores era muy escaso cuando comenzaron su trabajo en los campamentos. También se han centrado en la formación de los formadores. Había que evitar esos errores de formación. Se centraron  en problemas cardiológicos y respiratorios en su primer viaje. En el segundo viaje se ha notado que empezaba a haber más médicos pero se ha detectado que falta formación en urgencias.

Mesa Redonda “La vida en los campamentos de refugiados saharauis”

La mesa estuvo moderada por el profesor de la UAM Juan Carlos Gimeno. Los campamentos son un estado de excepción, el pueblo saharaui es un pueblo vivo, con sus horizontes de futuro, es un pueblo que se renueva tanto en los territorios ocupados como en los campamentos de “exiliados”. El pueblo saharaui ha sido objeto de un genocidio, es objeto de un etnocidio y sufre un epistemicidio, tampoco puede practicar libremente sus formas de conocimiento, ya que su libertad está totalmente restringida.

Mariam Salek, ministra de Educación saharaui, afirmó que La situación de los campamentos climatológicamente es muy dura, pero mucho más por la escasez de recursos y los recortes que estamos sufriendo. Se vive dolor, esperanza, alegrías, tristezas pero lo que destaca es la determinación a seguir resistiendo por su autodeterminación. Quiero destacar la situación de la educación y la enseñanza. Una de las cosas que enorgullece al Polisario es la importancia que se ha dado a la educación de los saharauis, destacando que el 88% del personal docente del sistema educativo es personal femenino. La educación es obligatoria, y con esta política se ha conseguido que se gradúen miles de estudiantes y se forme gran número de personal docente. La parte negativa es que estos licenciados se encuentran en los campamentos sin posibilidad de trabajar en lo que se formaron. Esto hace recaer una responsabilidad para hallar proyectos para estos jóvenes formados. “La grave situación de la zona hace temer que los jóvenes sin ocupación caigan en el terrorismo. Urge hoy más que nunca una solución justa para este conflicto”, concluyó la Ministra.

A continuación intervino Jadiyetu El Mojtar, representantes de relaciones internacionales de la UNMS. La UNMS se dedica a empoderar las mujeres y luchar por la participación política de las mujeres saharauis se ve condicionada por la ocupación del territorio por parte de Marruecos. “Todas nuestras energías se centran en la sensibilización, en la ruptura del bloqueo informativo impuesto, la sensibilización también sobre la población saharaui de los territorios ocupados. Para nosotras el trabajo de sensibilización es fundamental. Queremos hacer llegar el mensaje del pueblo saharaui y en especial de sus mujeres”, afirmó la representante de la UNMS. Participación y gestión de los proyectos, supervisión de los campamentos, papel fundamental durante estos cuarenta años, en campamentos y territorios ocupados. Mujer que rompe con todos los estereotipos que se tienen sobre las mujeres árabes, musulmanas y africanas. Impresionante labor para otras mujeres árabes y musulmanas.

Las saharauis somos “mujeres implicadas al cien por cien en la resistencia de nuestro pueblo”, afirmó Jadiyetu, quien explicó que trabajan en campañas internacionales para dar a conocer siu lucha, arrojar luz sobre su conflicto, que tiene que acabar, por el tremendo sufrimiento que está causando a todo un pueblo. La representante de la UNMS explicó las dos campañas que están realizando actualmente, una de denuncia contra el muro de la vergüenza, “Dales tu fuerza”, con mensajes de solidaridad para derribar el muro. Otra campaña recién lanzada es “Mujeres rompiendo cadenas”, mujeres solidarias de todo el mundo que apadrinan a los presos políticos saharauis.

Por su parte Elena Hidalgo, de Antropología en Acción participó con una ponencia fotográfica sobre la vida en los campamentos de refugiados.

Para finalizar los trabajos del viernes, se realizó una proyección del documental “Legna: habla el verso saharaui”, Primer Premio FISAHARA 2014, dirigido por Juan Ignacio Robles, Bahia Mahmud Awah y Juan Carlos Gimeno. El profesor Robles explicó que Legna es “un ensayo de antropología y poesía visual”. Recordó que la poesía saharaui en hasania está hecha para ser recitada en público, se va variando la recitación en público que lo va escuchando. “Nosotros estamos utilizando las nuevas tecnologías, lo audiovisual para que llegue a las nuevas generaciones”. Es una poesía que se construye colectivamente. “Cada poema contiene el mundo del poeta en sí mismo. Cada poema tiene sentido como una estrella en el firmamento. Cada poema contiene el universo en sí mismo”.

Por su parte el Primer Ministro saharaui, presente en la proyección junto con la delegación saharaui participante en las IX Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas sobre el Sáhara Occidental. Abdelkader Taleb Omar felicitó al equipo por su trabajo, una obra que “recita la Historia del pueblo saharaui a través de la poesía”. Taleb Omar afirmó que Legna “expresa los sentimientos más profundos del pueblo saharaui, quien lleva a cabo su lucha también desde lo espiritual, lo que hace de esa lucha algo muy profundo y arraigado, muy difícil de derrotar”.

 

Delegación Saharaui en España - Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies