Comunicado observadores internacionales en el juicio de Gdeim Izik. Persecución política, falta de justicia imparcial

Persecución política, falta de justicia imparcial
Nosotros, los observadores internacionales presentes en el juicio en contra del Grupo de Gdeim Izik, que tiene lugar en el Tribunal de Apelación de Salé, Marruecos, estamos preocupados por la falta de pruebas de un juicio justo. Condenamos el uso de pruebas obtenidas mediante tortura y alertamos que el juicio contra el grupo de Gdeim Izik es por razones de persecución política, y no de aplicación de la justicia.
El gobierno marroquí está juzgando de nuevo a los conocidos activistas de derechos humanos saharauis, detenidos después de que las fuerzas públicas marroquíes desmantelaran a la fuerza, en la madrugada del 8 de noviembre del 2010, el campamento de protesta pacífica, compuestos por mujeres, niños, ancianos y hombres. Después de más de seis años de prisión y tortura, los activistas son acusados de formar una banda criminal y violencia contra funcionarios públicos en cumplimiento del deber.
El juez se abstuvo de pronunciarse sobre la formalidad en relación a la instancia en el que se celebra el juicio. Por lo tanto, no se sabe si este proceso constituye una primera instancia o un recurso. Esta es un dato alarmante, priva a los acusados de sus derechos universales relativo al derecho de recurso.
De acuerdo con varios informes internacionales, las confesiones fueron obtenidas bajo tortura, las declaraciones no fueron firmadas voluntariamente. Los acusados fueron obligados a firmar – completamente exhaustos, asustados y bajo tortura – hasta obligado a poner sus huellas dactilares en las declaraciones. Los detenidos afirman que todos los documentos son falsos, y parte de un “caso fabricado” en contra de ellos.
El peritaje médico forense de las torturas no se presentó al tribunal, y pese a las numerosas objeciones por parte de los abogados defensores, se inició el proceso. A los abogados defensores se les prohibió presentar un memorándum sobre pruebas médicas basadas en el Tratado de Estambul. Durante el testimonio de Mohammed El Ayoubi, actualmente en libertad bajo fianza, debido a su estado de salud, Ayoubi dijo: “Pedí pan y recibió golpes.” Ayoubi, un hombre de escasos recursos que se manifestó por una mejor vida en el campamento de Gdeim Izik fue brutalmente sodomizado por la policía en la mañana del 8 de noviembre y todavía tiene dificultades para caminar después de la tortura que se le aplicó.
En el conjunto de pruebas presentadas por el fiscal de la corte había una filmación, supuestamente mostraba los acontecimientos de cuando las fuerzas marroquíes desmantelaron el campamento de Gdeim Izik. La filmación no está en la lista de pruebas, pero fue proyectada en la sesión del tribunal, donde tanto la acusación como la parte civil basaron su interrogatorio a los acusados en esta película. El mismo video fue publicado en YouTube por una fuente no oficial el 13 de marzo durante el juicio. La pregunta sigue siendo cómo este video fue a parar a manos de terceros. Consideramos la filmación como parte de la propaganda montada por las autoridades marroquíes en los medios marroquíes. Los medios de comunicación desbordan la propaganda que retrata a los acusados como terroristas y asesinos, estando el principio de presunción de inocencia está completamente ignorado, dentro y fuera de la sala.
Gdeim Izik fue un campamento establecido por la población saharaui en los territorios ocupados para exigir sus derechos sociales y económicos que les son negados desde 1975, cuando Marruecos invadió la antigua provincia española.
El Sahara Occidental ocupado es un territorio no autónomo pendiente de descolonización. El acuerdo de alto el fuego entre el Frente Polisario y Marruecos fue firmado en 1991 sobre la base de un referéndum de autodeterminación aún pendiente debido a la negativa de Marruecos.
Cristina Benitez de Lugo (España)
Isabel Lourenço (Portugal)
Tone Sørfonn Moe (Noruega)
Margherita D’Andrea (Abogada – Italia)
Michèle Decaster  (AFASPA – Francia)
Ramon Boixadera Bosch (IU Parlamento Europeo –  España)
Jon S. Rodríguez Forrest (IU Responsable de Oriente Medio y Norte de África – España)
Fabio Marcelli –(Abogado Internacional – Italia)

Delegación Saharaui en España - Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies